Home » Boda » Dia 16. Hiroshima, Miyajima

Dia 16. Hiroshima, Miyajima

Iniciamos el día en Hiroshima, a una hora y media de tren desde Osaka. Esta ciudad es mundialmente reconocida por el lamentable hecho de haberse detonado la primera bomba atómica sobre personas, un 6 de agosto de 1945 a las 8:15, con un total de aproximadamente 220.000 víctimas por muerte instantanea, o a las pocas horas por quemaduras, o a los años por radiación.

Nada más ver el edificio que quedó en pie parcialmente (de los pocos que lo han resistido) en la zona del epicentro (estalló 600 metros por encima para mayor destrucción) se empieza a palpar un sentimiento de angustia. Se eligió este edificio para detonar la bomba porque fue un centro político y comercial de la ciudad, a parte de ser una ciudad no bombardeada por aire (de las pocas de Japón), y solo con el fin de EEUU justificar hacia el pueblo los altos costes de I+D de la bomba y la energía atómica. Hiroshima ha decidido mantenerlo así eternamente para convertirse en una ciudad comprometida con la paz y la abolición de las armas nucleares. A pocos pasos está el Parque de la Paz, que se utiliza para conmemorar el lanzamiento de la bomba y promover la paz mundial. Dentro del parque hay un museo, con imágenes y testimonios desgarradores, que muestra los horribles efectos de la bomba sobre la población. De la ciudad uno sale bastante tocado…

En las siguientes fotos se puede ver el edificio con la cúpula destrozada en una foto de la época, viendo los resultados de la destrucción, y en la otra un reloj (vimos varios) en el que se quedó parado justo a la hora de la bomba, 8:15.

Después de la triste mañana, nos dirigimos a una isla cerca de Hiroshima llamada Miyajima, famosa por el Torii gigante que parece flotar durante la marea alta. Además, tiene una larga historia detrás dentro del sintoísmo. Para llegar a la isla es necesario coger un ferry que tarda aproximadamente 10 minutos.

Una vez en la isla, nos dirigimos a nuestro primer ryokan, un alojamiento estilo japonés. El ryokan tenía bus propio esperando a pasajeros del ferry, de 10. Por el camino nos encontramos ciervos vagando por la carretera y las zonas arboladas, sin ningún miedo a los humanos. También identificamos otro animales más pequeñitos, pero de noche no llegamos a saber cuales eran.

Lo primero que hay que decir es que el ryokan para mí fue una experiencia única, y en general la isla, que es preciosa y muy salvaje. En el ryokan todos nos trataron muy bien. La habitación tenía un tatami muy amplio con otra habitación pequeña al lado y vistas al exterior.

Cuando llegamos lo primero fue ponernos los yukatas. Nos hicimos algunas foticos y al ratillo nos trajeron la cena, típica japonesa, a nuestra habitación, sentados de rodillas en la mesa, y prácticamente con mucho pescado (crudo y hecho), verduras, y algo de carne. Número total de platos, unos 12, una brutalidad. Abajo tenéis alguna foto de la comida, pero no toda ella. La chica cada X tiempo nos traia unos cuantos. A mí prácticamente me gustó casi todo, el pescado muy bueno, tanto el crudo como el hecho, y acabé bastante lleno. A Patri, la pobre, le daban arcadas :S. Cenó casi na. Al terminar, apartaron la mesa y pusieron los futones, que son camas sobre el tatami. Tanto a Patri como a mí nos parecieron muy duras al principio, pero hemos de decir que dormimos mejor que en todos los hoteles del viaje, incluso después del desayuno nos volvimos a echar un rato.

Luego, con los yukatas puestos, salimos de noche por el pueblo, para ver el torii de cerca, bastante impresionante. Para terminar el día, yo utilicé el onsen público, que es un baño con aguas termales de orígen volcánico, una pasada. Me quedé nuevo. Patri no se atrevió.

Como dije anteriormente, ha sido el día de hoy una experiencia única, tanto en lo bueno como en lo malo, y sin duda Miyajima lo volvería a repetir (aunque es bastante caro el alojamiento), pero Hiroshima no, se pasa bastante mal (aunque ojo, considero que hay que visitarlo, al menos una vez).


One comment on “Dia 16. Hiroshima, Miyajima

  1. ALEJANDRO on said:

    He estado viendo esto con la yaya: Nos ha gustado mucho pero nos dio pena lo de Hiroshima. Y la foto que más nos ha gustado ha sido la de los yukatas , parecéis japoneses de verdad(se os nota que ya tenéis los ojos achinaos).

Responder a ALEJANDRO Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

HTML tags are not allowed.